Los nuevos tratamientos médicos para la disfunción eréctil

¿Cuáles son los nuevos tratamientos médicos para la disfunción eréctil?

¿Cuáles son los nuevos tratamientos médicos para la disfunción eréctil? ¿Existen otras opciones para aquellos que no responden al Viagra o al Cialis?

El problema de la disfunción eréctil

La disfunción eréctil se define como la incapacidad recurrente de mantener una erección el tiempo suficiente como para tener relaciones sexuales satisfactorias (1).

Este problema se incrementa con la edad. En un estudio realizado en Massachussets se encontró que un 40% de los hombres sufría de impotencia a los 40 años mientras que esta cifra se elevaba a un 70% al llegar a los 70 años (2).

La disfunción eréctil frecuentemente está asociada a una gran angustia emocional y a la pérdida de la autoestima. Esto puede tener un impacto significativo en la vida social o de pareja de los hombres que la padecen por lo que es de suma importancia tratar esta condición adecuadamente.

Los tratamientos disponibles en la actualidad

  • Medicamentos orales

En la actualidad los médicos recurren a los inhibidores de la PDE5, como el Viagra, el Cialis o Levitra. Sin embargo, estos medicamentos poseen efectos secundarios, como el dolor de cabeza, los problemas en la visión y la congestión nasal, entre otros (3).

Resolver Impotencia

10 ALIMENTOS AFRODISIACOS PARA ERECCIONES FUERTES

El Libro Gratis Para Lograr Erecciones FUERTES y GRANDES Está Disponible Durante un Tiempo Limitado

  • Descubre 10 Alimentos POTENTES Para Tus Erecciones
  • Logra Erecciones Más Duraderas y GRUESA A Partir de Esta Noche - Recibe el PDF Gratis por correo en 2 minutos

Además, no todos los hombres pueden tomarlos. No se recomiendan para aquellos que consumen nitratos ya que pueden provocar una súbita baja de la presión arterial ni para quienes sufren de retinitis pigmentosa, por ejemplo.

  • Terapias locales

Las inyecciones intracavernosas son consideradas como la segunda línea de terapia para la impotencia, cuando los medicamentos están contraindicados. Sin embargo, probablemente la idea de insertar una aguja en tu pene (por más que es sumamente delgada) te resulta aterradora y por ello no son un tratamiento muy popular.

  • Dispositivos mecánicos

Existen también dispositivos mecánicos, como las bombas peneanas que generan un vacío que provoca que la sangre fluya hacia el pene. Una vez que se logra la erección, se coloca un anillo oclusivo para mantenerla.

Estos dispositivos están contraindicados para los hombres que toman anticoagulantes y también provocan efectos secundarios, como dolor en el pene y dolor en la eyaculación (4).

Lamentablemente, no todos los hombres se benefician con estos tratamientos y por lo tanto los investigadores están constantemente tratando de encontrar otros paliativos para la impotencia que sean más eficaces, que funcionen más rápidamente y que, en lo posible, presenten menos efectos secundarios.

Los nuevos tratamientos médicos para la disfunción eréctil

Terapia de ondas de choque

La terapia de ondas de choque se utiliza para disolver los cálculos renales. También es eficaz para las personas que sufren de una enfermedad cardiaca porque incita al cuerpo a producir nuevos vasos sanguíneos que ayudan a la sanación.

En el 2010 los investigadores probaron esta terapia por primera vez en hombres que sufrían de impotencia debido a problemas vasculares. Los resultados obtenidos fueron sorprendentes, ya que todos ellos mejoraron la rigidez y la duración de la erección.

En la India otros científicos solicitaron a los pacientes que suspendieran la medicación por un tiempo. A un grupo lo trataron con ondas de choque y al otro le dieron un placebo. ¾ del total de los integrantes del primer grupo lograron mantener una erección lo suficiente como para tener relaciones sexuales mientras que los otros no observaron ninguna mejora.

El tratamiento no causa ningún dolor, simplemente se aplica un gel en el pene y luego se apoya una sonda que genera ondas. Aun está en una fase experimental, por ello muchos médicos aún no lo recomiendan, pero puedes consultar con el tuyo para determinar si es una opción en tu caso.

Terapia genética

La terapia genética proporcionaría genes que producen productos o proteínas que pueden no estar funcionando correctamente en el tejido del pene de los hombres con disfunción eréctil.

El reemplazo de estas proteínas puede provocar una mejora en la erección. Los estudios realizados en seres humanos han logrado un buen nivel de éxito con esta terapia.

A pesar del respaldo de la comunidad científica, este tratamiento aún está en un estado experimental ya que enfrenta algunos desafíos para la aprobación regulatoria y con la aceptación del público.

Terapia de luz roja

La terapia con luz roja ofrece muchos beneficios para los hombres con disfunción eréctil. En primer lugar ayuda a mejorar los síntomas de la depresión estacional, que es una de las causas del problema.

Aumenta la libido, incrementa los niveles de testosterona y ayuda a dilatar los vasos sanguíneos por lo que promete ser una terapia eficaz para los problemas de erección.

Si bien aun no está aprobada por la FDA para tratar la disfunción eréctil muchos hombres ya la están utilizando puesto que se vende para uso cosmético, como el tratamiento para las arrugas, la psoriasis y el acné.

Es importante conseguir un dispositivo que no provoque mucho calor en la zona, ya que puede ser dañino para los testículos

Afortunadamente, la ciencia no se detiene y está en una búsqueda constante de nuevos tratamientos para la disfunción eréctil que provocan menos efectos secundarios y no son tan invasivos, lo que te permite una mayor variedad de opciones para resolver el problema.

1) NCBI: Erectile dysfunction
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5027992/
2) NCBI: Impotence and its medical and psychosocial correlates: results of the Massachusetts Male Aging Study.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8254833
3) Science Direct: PDE5 Inhibitors
https://www.sciencedirect.com/topics/neuroscience/pde5-inhibitors
4) BJU International: Vacuum devices in erectile dysfunction: indications and efficacy
https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1046/j.1464-410x.1998.00823.x